POR XAVIER DENAMUR, RESTAURADOR 

Vinagreta de Miel

La vinagreta con miel es dulce y sutil: perfecta para realzar una ensalada y acompañar a los quesos. Mezclo dos cucharadas soperas de vinagre de sidra con dos cucharadas soperas de miel de acacia; añado una cucharada de mostaza antigua y cinco cucharadas de aceite de oliva. Sal. Pimienta. ¡Y listo! Me encanta la sorprendente combinación de estos dos ingredientes que parecen contradictorios: la mostaza picante y la miel, todo dulzor. ¡También se puede sustituir el vinagre por limón! 

 


¡El toque suave de las marinadas! 

Tanto para parrilladas en la barbacoa como en la sartén, la miel combina especialmente bien con carnes blancas, chuletas de cerdo, chuletas de cordero y muslos de pollo. Para la elaboración de la marinada recomiendo utilizar miel de romero porque tienen mucho aroma. En un bol mezclo aceite de oliva, miel, romero, tomillo, ajo y pimienta. Baño la carne en esta salsa y la dejo reposar durante una hora en frío antes de cocinarla. ¡Sencillo y delicioso! Una alternativa inspirada en la cocina asiática: añadir una cucharada sopera de salsa de soja

 


¡El maridaje divino de la miel y el queso! 

¡El mejor amigo de la miel es el queso de cabra! Se pueden tomar sobre una rebanada de pan tostado al horno: ¡un entrante fácil, económico y sabroso!  Sálgase de lo típico eligiendo una miel con carácter, como la de montaña, o aromática, como la de romero  o eucalipto. ¡En general la miel y el queso combinan muy bien! Los azules maridan muy bien con las mieles sutiles, como la de naranjo, que suavizan su sabor picante. Los quesos más suaves, como el gruyère y el parmesano, se realzan con mieles intensas, como de montaña. Los quesos cremosos y los frescos destacan si se toman con miel de acacia, naranjo o flores. Estas mieles también se pueden degustar con fruta fresca, especialmente manzanas, peras o frutos rojos. ¡Se permite todo! 

 


¡Un delicioso sirope para los postres! 

En una cazuela caliento una nuez de mantequilla, añado cuatro cucharadas soperas de miel de naranjo y dejo cocer hasta que la mezcla se vuelva de color caramelo. Vierto encima el zumo de una naranja y bato para conseguir una mezcla homogénea. ¡Podemos usar este sirope para verter sobre creps, pero también sobre torrijas o fresas pasadas por la sartén! En general la miel puede sustituir al azúcar y permite variar las recetas: para bañar las manzanas al horno, realizar una sartenada de piña u hornear pastelillos… Es un ingrediente sano y fácil de utilizar que además ofrece una gran variedad de sabores.